Dia 3. Bérgamo – Alpes – Barjac

Hoy salimos de la ciudad italiana de Bérgamo. Teníamos unas dos horas de camino por Italia, que finalmente fueron tres por retenciones en la circunvalación de Turín. Para pasar la frontera de Italia a Francia, subimos un gran puerto de montaña.

Al bajar el puerto de montaña se encontraba la famosa localidad de Briançon. Ahí compramos comida y nos la comimos un poco más adelante, junto a un río de aguas frías y cristalinas. Estaba nublado y no hacía nada de calor, por lo que no se apetecía el baño.

Un poco más adelante ya nos adentramos en la plenitud de los Alpes franceses. Estuvimos subiendo unos 20 km por el Col Du Galibier, mítica cima del tour de Francia. Curiosamente a unos 50 km de distancia estaba pasando el tour en ese momento. Bajando el Galibier vimos los paisajes más impresionantes. Montañas altísimas y nevadas a ratos, y multitud de cascadas. Algunas cascadas caían directamente en vertical desde arriba de la montaña hasta al lado de la carretera. Las más altas que hemos visto nunca. Los Alpes, la verdad, que impresionan. Aunque otras cordilleras como Sierra Nevada o los Pirineos son muy bonitas, es evidente, que los Alpes es la cordillera más destacada que podemos ver por aquí por Europa.

Dejamos los Alpes llegando a Grenoble. Después, tuvimos la mala suerte de coger otra vez sobre una hora de retenciones en la autovía para Marsella. Salimos de la autovía e hicimos bastantes km por una nacional que subía y bajaba puertos de montañas. Era una zona de un parque natural muy bonito, pero que por las curvas nos cansó bastante. Es el único día del viaje tanto de ida como de vuelta que hemos llegado realmente cansados. El hotel está en un pueblo pequeño todo de piedra, para cenar, solo estaba el hotel. Hoy dormiremos bien, por el cansancio, y por el recuerdo de esos maravillosos paisajes alpinos.

Deja un comentario