Kipar se adapta a la ciudad

Kipar se está adaptando muy bien a la vida en ciudad. Aquí en el piso está tranquilo, durmiendo o simplemente tirado al lado mía o de Inma, y cuando me levanto me persigue por el piso. Ya empieza a entender que cuando me pongo el chaquetón empieza lo bueno, y mueve el rabito. Ya no le da miedo el ascensor y se mete del tirón y nada más salir del edificio lo soltamos pues empieza el parque.

Ayer paseabamos por el centro con él y como aquí los perros son personas entramos en la tienda de telefonía con él y también en una cafetería, y eso que llegaba todo sucio y mojado. Sin duda para él es una buena ciudad.

Juega con la pelota y ya tiene varios amigos checos, hablan algo en inglés, ya que Kipar no sabe checo. También se ha ganado algunos enemigos, como una caniche pijita que le hizo caer su pelota al río.

Antes de ayer fuí a correr y se vino conmigo, amarrado, corre al lado muy bien y solo le tengo que tirar un poco cuando pasamos cerca de otro perro. Hoy saldremos también a correr, a ver que tal va. Ayer no salimos porque estaba lloviendo, y además ya habíamos andado unos 4 km.

Os dejamos unas fotos del parque y de sus amigos. En la tercera foto está con su amiga Lasi, con Negri y con Leismaniosis, y en la cuarta con Cairo Gordo.

Nota: Los nombres de los perros me los invento yo.

4 thoughts on “Kipar se adapta a la ciudad

Deja un comentario