Viajar en Avión o en Coche

¿Es mejor viajar en avión o es mejor viajar en coche?

La única respuesta correcta es «depende». Depende de muchas cosas. Depende de lo lejos que esté el destino, depende de cuánto cueste el avión, depende del coche que tengamos, depende incluso de cómo seamos.

Como esta cuestión tiene demasiadas variantes nos centraremos en nuestro caso concreto que será parecido al de muchos otros españoles que estén pensando en emigrar a República Checa o a países cercanos como Alemania.

Trataremos de dar entonces de forma objetiva las ventajas e inconvenientes de venir de Cádiz a Praga en coche o en avión.

PRECIO

Los vuelos Sevilla – Praga con Vueling, están entre 110 y 330 euros (ida), depende con la antelación que lo tomes, pongamos 200 €. Hay que sumarle unos 20 € de facturación de maleta, y sumarles unos 20 euros para llegar de Cádiz o Medina en este caso hasta el aeropuerto de Sevilla, ya sea tren o coche.

Avión ida: 240 €

Nosotros hemos hecho 2800 km, nos ha salido 246 € de gasolina + 57 € de peaje + 240 varios (hoteles, comidas, parking ciudades…).

Coche : 543 / 2 = 271 €

Por tanto podremos decir que por precio es similar, incluso si en vez de 2 personas fueran 4 personas el precio sería bastante más barato pero también cabría menos equipaje. Se puede ahorrar más también evitando peajes por ejemplo, o no visitando ciudades que entre parkings, gasolina + tiempo tienen un costo.

EQUIPAJE

En el avión se suele llevar la maleta de cabina y un maletón a facturar para la bodega. Nosotros nos hemos traído cada uno 4 maletas, 2 grandes y 2 pequeñas cada uno, además de un perro, si el perro no hubiese venido podríamos haber traído bicicletas, guitarra por ejemplo.

Así que está claro que por equipaje es mejor venir en coche, pero claro depende del coche que tengas. Aunque también siempre se puede comprar unos compartimentos de esos que se enganchan en la bola o en la baca y caben bastantes cosas.

TIEMPO

En el avión llegas en unas horas, entre que sales de tu casa hasta que llegas a Praga en casi un día, mientras que con el coche, tardas entre 3 y 4 días. Si estás muy ocupado el avión es una ventaja en esto.

Por tiempo está claro que gana el avión. Es obviamente la mayor ventaja.

DISFRUTE

Nosotros hemos conocido el centro de Salamanca, Burgos, Hervás, Burdeos, Moulins, Friburgo, la maravillosa Selva Negra, Nuremberg y numerosos paisajes. Y si se elige una ruta algo más larga se conocen más cosas aún. A la vuelta tomaremos otro camino similar en distancia pero con otras ciudades por conocer. Aquí todas las ventajas son para el coche. Si ves algo bonito te paras, si estás cansado o tienes fatiga te paras, tu marcas tu ritmo. En el avión si tienes fátiga te aguantas o la lías a lo Melendi.

CANSANCIO

Es evidente que en un viaje de 4 días te vas a cansar más que en 1 día. Sin embargo el cansancio fue muchísimo menor de lo que creíamos. Será por la comodidad de este coche en concreto, pero no hemos tenido ningún tipo de dolor de espalda o cualquier otro síntoma. Solo un poco de sueño de vez en cuando que se arregla con una cabezadita.

Quizás en verano con más calor si pueda ser bastante más cansado. Nosotros hemos disfrutado mucho sin apenas cansarnos, tanto que hemos hecho algunos kilómetros de más por ver cosas que se salían de nuestra ruta. De todas formas, es evidente que aquí vuelve a ganar el avión.

CONTRATIEMPOS

En el avión pocos contratiempos puedes tener salvo que lo pierdas o se estrelle. Cosas muy poco probables. En el coche te pueden multar y salirte el viaje por el doble, se te puede quedar en la carretera y perder la noche que tengas reservada de hotel, o incluso que el coche entre en coma y te tengas que volver para España en un avión a mitad de camino. Esto se arregla de dos maneras, la primera es no aventurarse con un coche viejo o dado a los problemas. Hacer revisión antes de salir. Y lo de las multas se arregla conduciendo a lo chiqui como nosotros hemos hecho. La expresión «conducir a lo chiqui» en Cádiz significa respetar absolutamente todas las señales incluso con algo de margen. Además «conducir a lo chiqui» ayuda a consumir menos gasolina.

En resumen

Ventajas coche: Sin duda la gran experiencia que supone, conoces mundo y disfrutas más, puedes llevar más cosas, vas a tu ritmo, y una vez en tu destino el coche te sirve para todo. Ir a comprar al supermercado, viajar a un punto fuera de la ciudad, o viajar a ciudades cercanas para conocerlas.

Ventajas avión: rápido y te olvidas de todo. Te llevan. Para las personas un poco temerosas o para las que la incertidumbre y la aventura no les guste, es lo mejor. Para viajes de fin de semana o poco tiempo es lo mejor con diferencia.

Por otra parte creeemos que personas que viajan muy comunmente ya sea por trabajo u otro motivo el uso del trasporte público es lo ideal por sus ventajas medioambientales. El uso del coche como en nuestro caso sería para situaciones especiales y que se repiten pocas veces en la vida como el de emigrar por un tiempo a otra ciudad. De hecho aquí en la ciudad, excepto para llenar el maletero de comida, usaremos el tranvía o el metro.

Esperamos haber ayudado a las personas que se planteen en algún momento de sus vidas si hacer un viaje por Europa y cómo hacerlo, nosotros tuvimos muchas dudas y no encontramos muchas reflexiones sobre el tema por internet.

 

4 thoughts on “Viajar en Avión o en Coche

  1. Pues creo que lo de haberte llevao la guitarra no hubiera sido mala idea Higinio……ya sabes por que no? Que este año en la chirigota esperemos que se note cuando tocas y cuando no jajajaja. Que bien os veo¡¡¡¡

  2. Hola. Gracias por tu blog.
    Queremos hacer Viena-Budapest y Praga. Y aunque vamos a ir en avion para tardar menos queremos alli coger un coche para desplazarnos. Tengo dos dudas, en estas ciudades, hay que pagar por circular por ellas por el centro como en Roma o Londres?. Y en ciudades como praga, si tu piso estaba en el centro, donde aparcabas y si te costaba algo?.
    Muchas Gracias

    • Hola Raúl, me alegro que te guste el blog.

      Para circular por estas ciudades no tienes que pagar absolutamente nada, al igual que en las ciudades españolas, aunque debes tener especial cuidado con los tranvías que hay muchos y van por el mismo carril que los coches.

      El aparcamiento es bastante difícil. En el centro es imposible a no ser que sea en un parking o una zona de pago. Así que o aparcas en un parking o te vas fuera del centro, buscas una zona donde se pueda aparcar y tomas un tranvía que en 5 minutos estás en el centro.

      Encontrar un aparcamiento fuera del centro tampoco es fácil, ya que hay muchos aparcamientos para residentes.

      Yo creo qeu lo que mejor te viene es aparcar en el centro en una zona de pago, República Checa y Hungría son dos países muy baratos. Una opción muy válida es buscar un supermercado como el lidl cerca del centro y aparcar ahí, normalmente las barreras están abiertas, y si es en horario comercial puedes dejar el tiempo que quieras el coche.

      Cualquier duda más puedes preguntarme, sobre Praga tienes mucha información en el blog. aquí una guía práctica http://maeztulucero.com/?page_id=545

      Un saludo.

Deja un comentario